Helados frutales, para celíacos y no celíacos.

Licuar una taza de fruta picada (frutillas, frambuesas, duraznos, damascos, ciruelas, o sea,  frutas carnosas no sandía, cítricos, manzana etc.) con 3/4 taza de azúcar y 3 claras, debe quedar bien cremoso (licuar bastante).

Colocar en un recipiente, llevarlo al frizzer, varias horas.

Servir, postre ideal para el verano, fácil y sano.

Los duraznos y damascos hay que pelarlos, las ciruelas no es necesario pero depende del gusto de cada uno.

 
 

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*