Pollo con miel y canela para celíacos.

Hervir 3 o 4 muslos de pollo en agua con sal.

Retirar cuando estén cocidos, quitarles la piel, pintarlos con una mezcla de miel (2 a 3 cdas) y canela (1 cda).

Colocarlos en una fuente para horno y rociarlos con jugo de limón colado.

Esperar a que se doren, mojarlos con el jugo de limón que queda en la fuente (que tiene canela y miel).

Servir con arvejas saltadas (colocar un paquete de arvejas congeladas  en una sartén, con un poco de aceite de oliva, sal a gusto, revolver con cuchara de madera, dejar que se cocinen a fuego suave, para que no se quemen) papas noisettes u otra guarnición.

 
 

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*