Salsa pizzera, para celíacos y no celíacos.

3 kg de tomates perita lavados

3 morrones verdes lavados

2 cebollas chicas peladas

Procesar todo (en multiprocesadora, mas fácil) hasta  que queden en trocitos bien chicos. Colocar en una  olla grande.

Agregar 1 cda. de sal y  1 de azúcar, 1 taza de aceite de girasol y 1/2 taza de vinagre.

Hervir largamente a fuego moderado, hasta que se disminuya su volumen y cambie de color (pasa del rojo fuerte, a un tono mas terracota) revolver cada tanto para que no se pegue.

Dejar entibiar y colocar en frascos de vidrio, bien limpios. Mejor guardar en la heladera o lugar bien fresco.

Nuestra próxima receta, será la pizza.

 
 

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
 
 
 
Ir a la barra de herramientas